El agotamiento y como sobreponerse a este
Escrito por Ligia Soto
22 de marzo, del 2021
Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

El día de ayer, haciendo un recorrido en las redes sociales, me encontré con varias personalidades a quien sigo, disculpándose por no aparecerse en sus redes, por su falta de publicaciones y por tomarse un tiempo para ellos. No fue una o dos personas, fueron varias y me llamó mucho la atención que justo en día domingo hayan aparecido de nuevo.

Lo primero que pensé, es porque se disculpan, si son libres de tomarse un tiempo para ellos. Lo segundo que pensé no creo que sea casualidad que justo en el tercer mes del año, muchas personas ya se sientan agotados física y emocionalmente. Y finalmente pensé que podría deberse a que estamos a unos días de la Semana Santa y sentimos tan cerca el descanso, que la mente se proyecta y hace que el cuerpo sienta cansancio más de lo habitual.

Así que no satisfecha con mis respuestas, me puse un rato a googlear “el agotamiento” y me salió un artículo en linkedin que me resolvió algunas preguntas que espero te ayuden a ti también.

Christina Maslach, profesora de psicología en UC Berkeley y la investigadora más importante sobre el agotamiento en los Estados Unidos menciona que 6 son los factores que causan agotamiento:

    1. Carga de trabajo, tener demasiadas cosas que hacer
    2. No tener control y autonomía en el trabajo
    3. No tener reconocimiento o recompensa en el trabajo
    4. El clima laboral
    5. Justicia en el trabajo (favoritismos)
    6. La persona no encuentra valor en su trabajo

Ella menciona que, en un gran porcentaje, viene del trabajo y esto causa que se pierda la efectividad y los resultados dentro del mismo y que la gran solución viene específicamente de la persona individual y del jefe, más que de la organización en sí.

¿Y cómo es esto? hay dos tipos de personas, la primera es que cuando sucede algo malo, el individuo se pregunta ¿Cómo puedo resolverlo? o ¿Cómo salgo de esta dificultad? este tipo de persona tiene menos propensión a agotarse y a deprimirse (pues la experta dice que detrás del agotamiento, hay siempre un poco de depresión) y el segundo tipo de persona es la que piensa que “no hay nada que se pueda hacer”, no hay ninguna acción que pueda tomar ni una salida para la situación que está viviendo y ahí es cuando el agotamiento empieza a mermar a nivel físico como emocional.

La otra solución que plantea el artículo, es que el jefe tiene en sus manos mucha responsabilidad tanto en que sus subordinados se sientan agotados como la solución a este problema. Maslach menciona que una de las grandes soluciones que ha visto en las organizaciones es implementar programas de bienestar y menciona que son muy buenos pero poco efectivos; en gran medida debido a los jefes, porque son estos quienes no les permiten a sus equipos, tomar tiempo para que las personas hagan uso de estos programas, obligándoles a trabajar más de 12 horas o bien están solicitándoles información en horarios donde se entiende que el colaborador se encuentra descansando en casa o bien son muy estrictos en las reuniones en zoom donde no les permiten que sus hijos anden saliendo detrás de cámaras o algún tipo de ruido extraño, o bien lo que ella menciona más dañino, que la comunicación sea amenazante en donde el colaborador entienda que puede perder su trabajo sino se alinea a las demanda del jefe.

Así que, si tienes un jefe como el descrito anteriormente, no lo puedes despedir, la única salida está en ti, en tus acciones y forma de pensar. Siempre hay una salida y forma de resolver cualquier inconveniente que estés atravesando. Te dejo algunas prácticas que personalmente me funcionan y dan resultados inmediatos:

    1. Encuentra el valor de tu trabajo y tu propio valor como persona. Siempre da más de lo que te piden, esto no solo hace que ganes más dinero, sino encuentras felicidad en lo que haces.
    2. Medita. Esta práctica cada vez es más habitual en los gerentes; el principal beneficio es el manejo de estrés, ya que ayuda a bajar los niveles de cortisol en tu cuerpo.
    3. Haz ejercicio. No tiene que quitarte mucho tiempo. Pueden ser 5 minutos de estiramiento, 10 minutos de caminata, el objetivo es moverte.
    4. Duerme al menos 7 horas. El descanso es vital para que tu cuerpo aguante 10 o más horas de trabajo.
    5. Haz algo que te guste cada día. Si te gusta leer, lee, si te gusta cocinar, cocina, si te gusta arreglar autos, arréglalos. Hazlo siempre, no puede faltar en tu jornada diaria.
    6. Desarróllate, aprende algo nuevo, algo que te guste, algo que mejore tu trabajo, siempre repito lo mismo: “si no estás creciendo como persona, estás muriendo”.
    7. Disfruta a los seres que amas. Ten esa conversación de 10 minutos con tu pareja, hijos, familia, amigos. Rodéate de personas que ames y que te amen, eso alimenta tu alma.

Espero haberte ayudado, dale descanso a tu cuerpo y mente. Descansar no se trata de tumbarte en la cama (que también es válido un día a la semana si eso te gusta), es más bien manejar tus pensamientos y emociones adecuadamente en el momento presente, darte espacio de valorarte, de hacer cosas que te entusiasmen y te gusten, disfrutar a tus seres queridos, disfrutar de la naturaleza, respira y suelta todo lo que te agobia, porque recuerda que todo tiene una solución y por lo regular la respuesta siempre la encuentras en tu interior.

Conoce los productos y servicios con los que te podemos apoyar en www.hrcenter.com.gt o solicita más información al correo: [email protected]

Estamos a las órdenes

Ligia Soto

Gerente General

HR CENTER

Open chat